Buscar en este blog

Super Asamblea #2 BAI Center Recogida de firmas

12 may. 2011

ASAMBLEA AMARICA A+A:

Recientemente, un grupo de ciudadanos interesados y preocupados por la cultura local hemos consensuado un comunicado en contra de la construcción del Bai Center. Este texto fue redactado en el curso de Superasamblea#2, un encuentro de debate abierto que tuvo lugar el pasado 14 de mayo convocado por la Asamblea Amarika

ECO DE LA CONVOCATORIA DE LA SUPERASAMBLEA#2
ECO DE LOS RESULTADOS

DOCUMENTO A FIRMAR

Todas las opiniones que se realizaron durante la “Superasamblea#2” nos permiten concluir sin duda alguna lo siguiente:

NO ESTAMOS DE ACUERDO CON LA CONSTRUCCIÓN DE ESA NUEVA INFRAESTRUCTURA DENOMINADA BAI CENTER.

En la cita tuvo lugar un intenso y nutrido debate del que se desprendieron estas conclusiones consensuadas por las personas participantes, que nos gustaría compartir:

-No es ésta una infraestructura que haya sido previamente debatida, consensuada, ni en el ámbito de decisión político, ni en el ciudadano. Y no, desde luego, en el ámbito de los sectores de la cultura implicados directa o indirectamente con el mundo de las artes escénicas y musicales. Creemos que es una infraestructura, sí, pero que no tiene nada que ver con las necesidades de la Cultura. Pensamos, por tanto, que la decisión de construir este nuevo equipamiento sin posibilidades de financiación externa al Ayuntamiento y, además, con un amplio rechazo social es un gran error.

-No es una propuesta que surja del mundo de la Cultura.

-Para nosotr*s, desde nuestra perspectiva cultural, creemos que el déficit que tenemos en esta ciudad no es infraestructural. No nos falla “el continente”, sino el contenido. Y echamos en falta la total ausencia de planificaciones de los contenidos culturales. Pues hay que recalcar que las infraestructuras por sí mismas no generan, forman, educan o posibilitan público y atención cultural. Pero si tuviéramos que hacer referencia a nuevos equipamientos, señalaríamos que son necesarios espacios más “diferenciales” tanto para lo escénico como para lo musical y, desde luego, espacios más participados, cercanos y accesibles a las necesidades reales de nuestra ciudad. Abogamos por una cultura democrática, popular y de contenidos, frente a una concepción de la cultura, de envoltorio, elitista, y consumista. Y si hace falta infraestructura nueva , ya que algunas están caducas , que sean de capacidad similar que mejore lo actual, pero no “diferencial” en el sentido de diferenciación del resto de ciudades, eso es lo que quieren vendernos con el auditorio, la especialización del edificio convirtiéndolo así en elitista. Hace falta que sea algo funcional y que mire al futuro, que cree red con las demás infraestructuras existentes, previstas y por desarrollar.

-Los 180 millones de euros que cuesta -según presupuesto- la obra, son un gasto enorme que los ciudadanos debemos asumir. Y pensamos que ese monumental importe no se adecúa a la realidad de nuestra ciudad. Creemos que tal coste, así empleado, más el gasto de mantener anualmente este equipamiento, hipoteca a la ciudadanía durante muchos años, no revertiendo sobre nuestro contexto social y cultural. ¿Alguien puede imaginar el efecto de una inversión de una millón de euros al año destinando a genera cultura durante 180 años?

-Realmente no podemos entender por qué se apuesta por este faraónico equipamiento. Incluso una gran duda nos asalta: ¿tienen realmente l*s responsables politic*s capacidad decisoria o son otros poderes detrás de ell*s, quienes realmente deciden?

-Creemos que la Cultura no debe pagar los efectos de la crisis económica y tampoco debe ser utilizada con fines competitivos para con otras ciudades. En todo caso cualquier tipo de nueva propuesta debe adecuarse a la realidad de nuestra ciudad.

-Los recursos destinados a Cultura no pueden ser utilizados únicamente como motor de turismo, ni ser empleados bajo el criterio de generar espectáculo. La Cultura no se consume, no ha de seguir, por lo tanto, las frías lógicas de mercado. En ese sentido incluso creemos que el nuevo público al que se alude que se generará con esta nueva infraestructura es altamente improbable.

-Pensamos que si algo hay que redensificar en esta ciudad es la Cultura. Y apostamos por una cultura democrática, participativa y de contenidos reales. Utilizando la multitud de recursos humanos, materiales, infraestructurales con los que ya contamos. En ese sentido no percibimos una estrategia cultural común, por parte de las tres administraciones. Administraciones que se solapan en un mismo espacio ciudadano sin llegar nunca a coordinarse.

-Eso nos lleva al plano de “quién y cómo se decide” y observamos un claro y repetido déficit democrático. “Consensuar”, “hacer partícipe a la ciudadanía” son conceptos que aún estando en los programas electorales, es algo que nunca se cumple. Y ese es el problema real: hoy se decide sin consenso poner en marcha BAI Center y en un futuro próximo se nos impondrá cualquier otra gran actuación. El verdadero problema, por tanto, es el déficit democrático en la toma de decisiones

Por todo ello creemos que la ciudadanía debe reaccionar, y reclamar la participación en la toma de decisión de esta infraestructura, que no cultural, en un definitivo ejercicio de corresponsabilidad.

Firmantes:

Si estás de acuerdo, puedes FIRMAR aquí: peticionpublica.es