Buscar en este blog

No escuchan, no se quieren enterar

30 jun. 2011

Metáfora: no oir, no ver, callar

¿Que les pasa a los políticos de nuestra Democracia Representativa (como se han cansado de repetir los portavoces en el Debate de la Nación) que no se dan por enterados de lo que está pasando en el país, el mundo y lo que se dice en la calle?

La mayoría se ha apropiado de términos como #indignado #indignación en sus discursos varias veces y, la mayoría, ha defendido la Democracia Representativa española, como si en ello les fuera la vida.
Muchos de los que somos del 15M hemos sufrido malos tratos por parte de la policía franquista, hemos luchado por la Democracia, por un Parlamento y por votar en unas Elecciones libres. Y eso es lo que queremos: Democracia, participación, transparencia, respeto.

La Democracia Representativa española tiene un largo camino para mejorar, para cumplir el viejo lema: Una persona un voto.

Viñeta de Mafalda
Fuente: hunna.org

Resulta que la Democracia Representativa española se articula a través de Partidos Políticos, pero:
  • Nunca se ha llegado a actualizar la pre-constitucional Ley de D'Hont (wikipedia/...Sistema_D'Hondt) que favorece el bipartidismo.
  • La financiación de los Partido Políticos, es opaca y casi desconocida.
  • El censo de afiliados no se publica en los periódicos. (Por ejemplo)
Se observan asimetrías entre los candidatos y sus relaciones con las Leyes: Algunas personas imputadas se presentan a las Elecciones para conseguir condición de aforadas (tratamiento especial ante los Tribunales).

Pulsa en el mapa para más información
Mapa de corrupcion
Fuente: mallos.es

Los Partidos Políticos que defienden la Constitucionalidad, incumplen la Constitución, al no renovar órganos como los Miembros del Tribunal Constitucional, del Tribunal de Cuentas, del Defensor del Pueblo.

CONCLUSION:
No se quieren enterar, no quieren darse por aludidos, porque éstas son sólo algunas de las deficiencias a reparar, que no se reparan porque:
  • Quienes deberían hacerlo son los propios beneficiarios
  • Los árboles no les dejan ver el bosque
  • Existen compromisos, débitos y promesas, ajenos a la Democracia, a los que obedecer.
  • Porque piensan en nosotros (los políticos) y ellos (la ciudadanía)
  • Porque se ha distanciado la política de la vida real.
  • Porque en sus análisis pesan más las influencias próximas (los poderes fácticos tradicionales: Banca, CEOE, Iglesia, etc.) que la ciudadanía de calle.
  • Porque han hecho de la Política su profesión.
  • Porque no se someten a más control que las urnas, sin dar cuenta de sus decisiones e incumplimientos.
  • Porque se ajustan sueldos y prebendas.
  • Porque ... (Seguro que se te ocurren más razones.)
Señores Políticos, cuando nuestro Presidente Zapatero le dijo al portavoz Llamazares que "una cosa es el programa político y otra la realidad", retrató una situación que, justifica el 15M y la indignación porque la "realidad" a la que sirven, no es la de la ciudadanía, sino la de los poderes fácticos.