Buscar en este blog

Tranvía ¿Y la planificación?

11 dic. 2011

Garikoitz Montañés, en El Diario de noticias de Álava (11-12-2011) publica un reportaje sobre las opiniones de distintos colectivos vecinales en relación a la propuesta del trazado de la ampliación del tranvía, titulado: El tranvía sale por el Este.
(...) nueva línea, que conectaría el centro de la capital alavesa con barrios como Desamparadas, Zaramaga o El Pilar. La noticia ha sido recibida con tranquilidad, cierta suspicacia o abierta alegría, dependiendo de la asociación vecinal de estas zonas a la que se pregunte. (...)
(...) Mientras el PSE abogaba por acceder a Mendizorroza, el PNV insistía en seguir por Angulema hacia la universidad y EA apostaba por elaborar un mapa sobre todo el crecimiento del tranvía, el PP apostó por partir de Angulema y la plaza de toros hacia Aranbizkarra, Gamarra, Zaramaga y El Pilar, donde se uniría a la línea actual en torno a América Latina. 
POR BARRIOS (...)
  • En el Ensanche, donde arrancaría esta nueva línea, la asociación Erdialde reconoce que un nuevo tranvía causaría molestias a la zona centro (...) cree que las calles Paz/Francia deberían ser intocables.
  • Iparralde Zaramaga, mientras, es una de las asociaciones más escépticas con esta ampliación. (...)" ahora quizá no es el momento. (...)
  • Y, por último, en El Pilar es donde más claramente consideran que el avance del tranvía hacia el este es "una buena noticia" para el barrio. (...) lamenta, por otro lado, que ahora se hable de la opción este frente a la del sur y no de una planificación "más global" del crecimiento del tranvía, algo que debía haberse seguido desde su llegada a Vitoria.
"Gato blanco o gato negro, lo importante es que cace ratones" 
Parece que estos gatos, cazar, lo que se dice cazar,  no cazan ratones: ¿Dónde está el demandada previsión del trazado total del tranvía, el compromiso político y su consiguiente planificación?

Una planificación parcial obedece, siempre, a intereses coyunturales, resulta cara de incorporar a posteriores planificaciones y, lamentablemente, es una insensatez que a la que nos someten nuestros próceres desde la implantación del tranvía.


En De Vitoria y Vitorianos se ha hablado: