Buscar en este blog

Un camposanto en el centro de la ciudad de Vitoria-Gasteiz

27 dic. 2012

Me permito publicar este interesante ensayo que Jose María Bastida, conocido por Txapi ha publicado en buenastareas.com sobre un campo de enterramientos situado en lo que hoy es un polo comercial: el Centro: Desamparadas, San Prudencio, Fueros ...

UN CAMPOSANTO EN EL CENTRO DE LA CIUDAD DE VITORIA-GASTEIZ 
Cuando la gente pasea por la calle de los Fueros, la calle Ortiz de Zárate o la calle Independencia de Vitoria-Gasteiz ¿sabe que lo está haciendo sobre un antiguo cementerio? Cada vez que se realizan obras en esa zona, la aparición de unos restos humanos es habitual. La última vez ha sido al derribar unos edificios en la confluencia de la calle de los Fueros con la calle de San Prudencio, en el lugar donde estuvo la zapatería El Rápido. Parece ser que toma cuerpo la opinión de que el motivo de que estuvieran allí esos cadáveres es la existencia en la zona de un antiguo cementerio galo. Efectivamente, ese camposanto existió. 
Si vamos al cementerio de Santa Isabel y cogemos la primera calle de la izquierda, cuya denominación es la de San Juan, pasado el cruce con la calle de San Vicente y poco antes de llegar a la de San Prudencio, podemos contemplar pegada a la tapia verjada una vieja cruz con una inscripción deteriorada casi ilegible. Afortunadamente, en el Archivo Municipal existe una fotografía de esa cruz realizada en 1956 por Santiago Arina. En ella, se aprecia la siguiente leyenda: “Camposanto de militares en el año 1795”. 
Si se tiene en cuenta que los enterramientos en el cementerio de Santa Isabel comenzaron en 1808, lógicamente, esa cruz fue trasladada allí desde otro lugar. ¿Cuál es su origen? La respuesta se encuentra en una entrevista realizada por Ángel Viribay al capellán-administrador del Cementerio, Luis Fernández de Retana, publicada en el Pensamiento Alavés el dos de noviembre de 1953, día de los difuntos. Por ella sabemos que fue encontrada en 1856 por un labrador con su arado en un terreno situado en la calle del Mediodía frente a la casa palacio de la marquesa de Legarda. Con la cruz había un gran número de restos de cadáveres. 
El alcalde de la época, Francisco Juan de Ayala, mandó el traslado de todo lo encontrado al cementerio de Santa Isabel. La calle del Mediodía mudó su nombre en 1887 por el de calle de los Fueros y comenzaba en el cruce con la actual calle de la Independencia, siendo su dirección hacia la vía del ferrocarril. Anteriormente, se había llamado travesía de la Fuente de las Ánimas. 
Hasta 1929 no se le añadieron los tramos correspondientes al Resbaladero y uno de los tres lados de la plaza de la Independencia. El palacio de la marquesa de Legarda fue propiedad en su última época de la familia Ortiz de Zúñiga, siendo derribado para realizar la prolongación de la calle General Álava. 
La ubicación del camposanto está clara. Retana manifestaba en la entrevista que abarcaba la plaza de la Independencia y parte del Resbaladero y que allí se enterraban los soldados en la guerra de la Revolución Francesa de 1795. Por lo que parece, la extensión era más amplia que la que pensaba el recordado capellán odirigida más hacia el sur. 
Según los datos que anteceden, mi modesta opinión, siempre que las investigaciones forenses apunten a esa época, es que los restos corresponden a la mencionada guerra, consecuencia de la Revolución francesa, también conocida como de la Convención. En ella, ante la toma de la ciudad por las tropas francesas, el Diputado General, Prudencio María de Verástegui, tuvo que abandonar Álava y refugiarse en Burgos. 
Todo esto sucedió desde 1793 hasta la paz de Basílea en 1795, es decir 18 años antes que la batalla de Vitoria en la Guerra de la Independencia, acaecida el 21 de junio de 1813. 
En 2004, al hacer la reforma del nº 31 de la calle los Fueros, aparecieron también muchos restos. Anteriormente, cuando se hizo la reforma del 29, el antiguo Poliki, también. En la manzana de enfrente, la que está entre San Prudencio y Ortiz de Zárate, igual. 
Pero el caso más curioso fue cuando se derribó la manzana de casas donde estuvo el bar Villarreal y ahora una sucursal de la Caja de Ahorros de Navarra; es decir en la Plaza de Nuestra Señora de los Desamparados, entre Independencia y Ortiz de Zárate, que muchos, incluso el Ayuntamiento, piensan que es calle de la Paz- Un trabajador que estuvo en las obras de construcción de la casa que la sustituyó, me manifestó que en aquella época aparecieron muchos cadáveres y había gente que no quería trabajar allí. 
JOSÉ MARÍA BASTIDA “TXAPI”
Bonito tema ¿Verdad?
Y, me pregunto ¿Cómo es posible que hayamos olvidado este emplazamiento?
¿Conoces alguna historia más de este asunto?