Buscar en este blog

Servicios Sociales de calidad: Garantía

20 mar. 2013

Los Servicios Sociales municipales son instrumentos para la garantía de una serie de  derechos subjetivos de los ciudadanos.
El modelo neoliberal vigente y liderado por el PP Y el PNV reduce los derechos subjetivos a través de los recortes económicos y sociales.

Los Servicios Sociales municipales hoy están sobrecargados, con ratios de atención muy superiores a los 200 casos por trabajador que recomendaba el Ararteko.

La gravedad de esta sobrecarga, es que los "clientes" son personas que sufren situaciones angustiosas muy duras (malos tratos, abandonos, etc.) que los hacen acreedores de una atención  social de la que se ven privados o sufren retrasos, simplemente, porque los trabajadores sociales no dan abasto, no llegan.

La 1ª cita con los servicios sociales se obtiene unos 15 días después de haberla solicitado.
La 2ª cita, no es antes de dos meses, durante los cuales la desesperación crece.

Las cifras de los Servicios Sociales impresionan: Más de 10.500 familias vitorianas han sido atendidas en los últimos 12 meses, lo que equivale a unas de 30.000 personas. Uno de cada 5 vitorianos ha necesitado ser atendido en los servicios Sociales municipales en el último año. (la crisi ha agravado los casos ya existentes y aportado,  por ejemplo, 30 casos más nuevos en solo servicio de base, que nunca habían sido atendidas en un sólo mes, al margen de la reactivación de casos en procesos ya resueltos).


El abanico de problemáticas atendidas ha aumentado en intensidad y cantidad: violencia de género, problemáticas con menores -malos tratos, incapacidad de control parental, instrumentalización de menores en procesos de separación y divorcio, etc.

No hay que olvidar que un gran porcentaje de la población son mayores de 65 años (índice de vejez hombres 15% 19,59% mujeres media 18% DATOS: anuario estadístico 2011), a los que la situación de crisis esta afectando de manera considerable, no sólo con la pérdida de poder adquisitivo sino también por las dificultades para la puesta en marcha de la ley de dependencia y porque se están convirtiendo en mantenedores de hijos y nietos afectados por la actual situación económica.

Los casos de hacinamiento en pisos pequeños provocan conflictos familiares, sentimiento de incapacidad para poder proteger no sólo a los hijos sino a los mayores, inminencia de desahucios que aumentan por el disfuncionamiento de las instituciones...

En este escenario, cuando mayor es la necesidad, nuestros políticos deciden recortar los recursos para este departamento y valoran "CAMBIAR EL MODELO SOCIAL":

¿Con menos trabajadores?
¿Con menos recursos?

- La prensa local (Diario de Noticias de Alava 2013-03-19) hablaba ayer de ello:
Continúa la incertidumbre por el futuro modelo de los servicios sociales VITORIA APUESTA POR "REORGANIZAR" LA ESTRUCTURA ACTUAL
- Hoy miércoles, a las 14:30 está convocada una concentración de trabajadores sociales en la plaza de España, para hacer visible, en negro y naranja, el descontento por la situación y su total desacuerdo por el cambio de un modelo social: del Derecho a la beneficencia.


Pasar de un modelo de garantía de derechos a un modelo de beneficencia no parece muy recomendable.