Buscar en este blog

Policía, religión y doble fila

26 feb. 2014

Doble fila en Koldo Mitxelena (vitoriayvitorianos.com)

Los cuerpos policiales, en los estados democráticos, están sometidos al control de los ciudadanos a través de los órganos de representación.
La teoría es incuestionable. Los problemas comienzan cuando algunos políticos, sutilmente, deslizan recomendaciones o preferencias que parecen contradecir definiciones constitucionales y el bien común.
Condecoraciones a figuras religiosas:
El ministro Fernández Díaz busca 'amparo divino': concede una medalla policial a una Virgen (...)  Nuestra Señora María Santísima del Amor. En 2012 ya otorgó otra distinción a la Virgen del Pilar. 
Cánticos religiosos en actos institucionales:
Tras la medalla a la Virgen, Interior incluye un canto religioso en los actos oficiales de la Policía
Pago a policías por conceptos, que parecen extraños: 
Botella compensa a los jefes de la Policía con "guardias no presenciales" a 530 euros
Uso de la policía para la permisión de irregularidades molestas para una mayoría en beneficio de una élite local:
"Erradicar las dobles filas en los colegios es muy complicado"El comisario de la Policía Local, Luis Cid, asegura (...)
Son algunos ejemplos, sin mencionar las terribles actuaciones de Ceuta, del uso partidista que hacen algunos políticos de las instituciones que administran, en favor de unos intereses alejados, a primera, vista de los principios declarados en la Constitución.

El tema de la doble fila, que es el que nos afecta por proximidad, es complejo. Pero socializar la molestia, en lugar de buscar soluciones, no parece buena idea.

Usar transporte público, incentivar el uso de bicicletas, practicar el paseo, educar, estimular iniciativas de "ir al colegio en grupo", etc. y "restringir la doble fila" como en cualquier otra circunstancia parecen alternativas más compatibles con la premiada vocación Green de la que tanto se alardea, o los premios a los que se opta (ciudad europea de la Movilidad Sostenible).