Buscar en este blog

Mantenerla y no enmendarla: Mensaje a la clase media

8 ago. 2014


Mantenella y no enmendallaJavier Maroto avanzó un paso más en sus manifestaciones contra la inmigración islámica
a mediados de Julio cuando declaró a la Cadena SER:
algunos colectivos de ciudadanos argelinos y marroquíes principalmente vienen a Vitoria "a vivir de las ayudas sociales sin ningún interés por integrarse, y eso en sí mismo es fraude"
Tres semanas después, tras haber ocupado titulares en medios regionales y nacionales, haber ocupado minutos de tertulias, haber despertado rechazos y encendido los ánimos de propios y ajenos, vuelve a la carga para mantenerse en el candelero:
"Hay viudas que cobran 500 euros y hay otras personas que cobran mil euros por estar sentadas en un banco tomando el sol" (Javier Maroto 6-8-14)
Hasta hace poco tiempo, ser "mileurista" era estar en la parte más baja de la escala salarial y ayudas sociales 600€  se consideraba "lo mínimo para sobrevivir".
Las últimas reformas laborales, la bajada de los salarios y la generalización de los contratos basura, el incremento del paro, los recortes en derechos sociales (sanidad, educación, etc.). Consecuencias: Empobrecimiento social, pensiones miserables, familias con salarios que no cubren las necesidades más básicas, personas en paro sin perspectivas de encontrar empleo, todas ellas sufriendo el trance de solicitar y recibir ayudas sociales.

No produce el mismo malestar entre la clase media la evasión fiscal, el fraude en subvenciones o los sueldos y complementos multimillonarios de las élites políticas y extractivas, que ver a "los otros aprovechados" sentados al sol, aunque el daño social sea infinitamente mayor.

El miedo a empeorar, el malestar, la angustia y la tensión producidos por el empobrecimiento de la clase media pone en el punto de mira a "los otros" los oscuros, los distintos, "el enemigo" y despiertan ancestrales mitos de "santiagos matamoros" alentados por declaraciones incendiarias de políticos poco escrupulosos que los utilizan para captar unos votos, como en 1932 otros usaron en Alemania.
Puede resultar halagador que en la procesión de los Faroles te digan "Ánimo alcalde" y mencionarlo como ejemplo de apoyo, mientras se obvian opiniones contrarias:
#OrgulloDeCiudad es un hastag elegido por el gabinete de Javier Maroto para promover Vitoria-Gasteiz en las Redes Sociales, que se ha utilizado para valorar "cosas" que pasan en la ciudad.

El resultado de las Elecciones Europeas, el riesgo de la pérdida del poder y de los beneficios inherentes han encendido las alarmas y provocado el uso de los argumentos más rentables: los que encienden el miedo, aunque haya que mentir.

Vitoria-Gasteiz, el sitio donde vivimos l=s vitorian=s, el sitio que hacemos entre tod=s no se merece un político que provoque el enfrentamiento en lugar de la convivencia. Que "eche la culpa" a los "otros" de su propia incompetencia por no corregir las deficiencias.

Personalmente, me da mucha vergüenza escuchar que se hable de Vitoria-Gasteiz por estas deplorables declaraciones de nuestro Alcalde, que se empeñe en ellas, en lugar de corregirlas y apostar por la convivencia ciudadana.

Sólo espero que las únicas consecuencias sean electorales y no tengamos que lamentar otros daños.