Buscar en este blog

Mujeres, activismo, cultura y subvenciones

20 oct. 2010

ORIGEN

1975, la muerte del dictador abre la puerta a las inquietudes que salen a la calle y "se organizan". Todo está sin hacer. La dictadura ha cercenado los derechos y se ha cebado sobre las mujeres recluidas en casa, ciudadanas de segunda, con las mayores tasas de analfabetismo, ocultas, con menos derechos (sólo el cabeza de familia podía votar, gestionar la cuenta bancaria y para acceder al un puesto de trabajo debían contar con el permiso de su tutor: padre o marido).

REDES SOCIALES

Surgen las primeras organizaciones de barrio y las primeras actividades. Mujeres conscientes de la situación ponen en marcha grupos y actividades a pie de barrio que denuncian las carencias, las insuficiencias, promueven la lectura, compartir conocimientos (costura, cocina, lectura, hijos, relaciones familiares, etc.) y van dotando de identidad tanto a las propias mujeres como a la sociedad, a través de ellas.
Son mujeres las protagonistas por la naturaleza de los problemas, de los escenarios, de las soluciones: los hombres no los sufren y hay que estrechar esa brecha, terminas con esa desigualdad.
Me atrevo a calificarlas de redes 2.0 porque la única diferencia es el escenario de estas redes que es el barrio, la ciudad, el pueblo y no Internet.

HOY

Muchos años después la situación ha cambiado: Hay Derechos reconocidos, hay Planes de igualdad y se han creado encorsetados mecanismos de participación en la vida pública. La administración ha asumido servicios y prestaciones antes inexistentes, vaciando una parte de los contenidos de estos grupos a los que mantiene de forma cada vez más residual, con subvenciones.
Sin embargo, el dinamismo, la proximidad, la espontaneidad de estos grupos no ha variado. Ha cambiado el escenario, pero muchos problemas se repiten: acceso a la información, compartir conocimientos, aprendizajes, recursos, etc. Y sus protagonistas también tienen género: femenino.

SUBVENCION vs FINANCIACION

Uno de los colectivos afectados por esta situación: La asociación cultural Grupo de Mujeres San Pablo de Ariznabarra ha tomado una decisión: ¡Seguir adelante! y para ello completa la subvención con la venta de un libro.
La iniciativa es brillante: Vender el libro de Ana María Nicio Salgado Con nombre de mujer... Calles de Vitoria-Gasteiz ISBN 13: 978-84-614-3262-2 con un pequeño sobrecoste que servirá para sostener la iniciativa.
La presentación se realizará en la Librería ELKAR ( elkar.com ) (Ver mapa) hoy a las 19:30 con la presencia de Maite Zuñiga (ver en Wikipedia)

ENLACES RELACIONADOS:
Mujeres con el agua al cuello. La supervivencia del grupo de formación de Ariznabarra peligra tras el recorte de la subvención municipal