Buscar en este blog

La derecha, asimetrías y dinero público

4 jun. 2011

viñeta de manel: encuesta
Condenar, lo que se dice condenar, tampoco.

Y, no sólo no condenan, sino que se permiten el lujo de alardear de ello y, lo que es peor, desde una actitud partidista y revisionista, negar la Mayor y Reescribir la Historia: ¿Nadie va o vamos a hacer nada?

Llevamos unos cuantos días oyendo hablar del Diccionario Biográfico que la ha publicado la Real Academia de la Historia.
Los mejores fragmentos de la biografía de Franco según el Diccionario Biográfico Español, esa obra que ha costado 6,4 millones de euros y que subvencionó José María Aznar. La entrada la ha redactado el historiador Luis Suárez, presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos. (I.Escolar: Franco, ese hombre)
Interesantes los análisis y denuncias, realizados por algunos medios:
La sorpresa es mayúscula cuando uno se percata de que no se trata de ningún panfleto franquista, sino del Diccionario Biográfico Español que presentaron este mismo jueves el rey Juan Carlos y la ministra Ángeles González-Sinde, una monumental colección de 50 tomos editada por la Real Academia de la Historia, que le ha costado al erario público 6,4 millones de euros. (Público.es: "Autoritario no es Totalitario")
¿Cómo ha sido esto posible que digan esas cosas? Por las condiciones que firmaron los autores:
2.1. Exposición de los hechos

Se expondrá, según el proceso cronológico –y distinguiendo etapas si procede- el desarrollo de la vida del biografiadocon precisión, sobriedad y buen gusto, sin exagerar ni menguar, de manera que el lector se haga cargo del perfil del biografiado. (...)

Dentro del cuerpo de la biografía se recogerá la opinión o juicio que se ha formado del personaje a lo largo de la Historia, según proceda. El autor de la biografía, por principio, se debe abstener de dar su propia valoración. La redacción, en resumen, ha de ser neutra; la opinión del redactor, así como el punto de vista espacial y temporal de la colectividad a la que pertenece, no debe traslucirse en la biografía.

Los datos de las biografías serán objetivos y documentados evitando la incursión en terrenos de subjetividad o hipótesis. (...)

Para garantizar la mayor homogeneidad en la obra, habrán de seguirse criterios uniformes en las distintas biografías y respetarse ciertos esquemas definitorios, tanto genéricos como específicos. Cuando haya disparidad entre la redacción de varias biografías, sean de un mismo autor o de autores diversos, el Diccionario se encargará de su homogeneización de acuerdo con los criterios generales adoptados para la obra. (I.Escolar:Normas que pidió la RAH a los biógrafos) ...esa “homogeneización” consistía, precisamente, en igualar por el disparate carpetovetónico.
Y que nuestros políticos se presten a la presentación oficial de semejante panfleto, que hemos pagado con el dinero de nuestros impuestos, para justificar lo injustificable me indigna.
De grave considero este hecho. ¿Qué será lo próximo? Hablamos de políticos, de jueces y ahora también vemos que hay historiadores contaminados por ese revisionismo histórico que se empeña en cambiar la historia y volver a la que yo estudiaba hace cincuenta años. A esa historia trucada que defendía asesinos y condenaba la libertad, la justicia y la democracia. (RGAlmazan: Diccionario Biográfico Español")
Cansadas estamos de oir a esta gente, cuando hablan de Bildu, de Paracuellos y hablan de Guerra Civil cuando se les pregunta por el franquismo y de sus lecciones de Democracia, que habitualmente emplean para su propio beneficio. A esto se llama, en román paladino la Ley del embudo.