Buscar en este blog

Maltrato: Aquí también.

15 ago. 2015


Agosto de 2015 está siendo sangriento para las mujeres y mucho se ha ha hablado de ello. Opiniones, estadísticas, emociones, reivindicaciones ... y parecía que en nuestro confortable entorno local no pasaba nada. Pero si ha pasado y nos deja desnudas ante la evidencia.

Aparecía este comentario en mi "Feis"
"No se denuncia, o se denuncia muy poco. Porque cuesta dinero, tiempo, angustia, miedo y si le plantas cara, te das cuenta que el castigo le sale mas barato que lo q tu te gastaste en defenderte. Conclusión te agrede el y después de pasar ese clavarío, te vuelve a agredir la justicia... En propia carne vivido" ... "Entra en tu casa, te defiendes y seguro que pagas tu."
 Yo sólo quiero ser LIBRE, quiero que se me trate EXACTAMENTE igual que a los hombres. Sobre el papel tengo los mismo derechos y las mismas obligaciones, pero en la práctica es mentira.
  • Yo tengo que trabajar mucho más para llegar al mismo sitio y no digamos para cobrar los mismo o para mandar lo mismo.
  • Yo tengo que demostrar lo que a ellos se les da por hecho, la capacidad.
  • Yo tengo que justificar que no estoy loca, ni histérica cada vez que expreso una opinión diferente.
  • Yo tengo que ocultar mi feminidad para no ofenderles. Y si no lo hago recibo la amonestación social correspondiente, mientras ellos alardean de su masculinidad aunque ofendan. 
No quiero que me protejan, quiero que me traten igual, con los mismos derechos y que dejen de protegerles a los agresores verbales, a los maltratatadores, a los asesinos.
  • Quiero que dejen de sentirse ofendidos cada vez que se habla de maltrato, como si fueran ellos los maltratadores o las  víctimas de los comentarios.
  • Quiero que acabe con la condescendencia entre y hacia ellos: pierden los nervios, ya sabes cómo son... 
  • Que se deje de tolerarles e incluso de jalearles las expresiones de "hombría" como señales de identidad de un grupo ¿al que pertenecen o les gustaría pertenecer?
  • Que trabajen y se les exija lo mismo que a mí por ser mujer
  • Quiero que no se les tengan tantos miramiento, para que no se ofendan, para que no se irriten, para que ... Y que se comporten con la madurez que se nos exige a las mujeres.
 Por si nadie se había dado cuenta: Yo no soy de nadie, me entrego a quien quiero, cuando quiero y mientras quiero, como cualquier persona, como cualquier hombre, como cualquier mujer  y nadie tiene derecho a exigirme más. (Y hay que recordarlo como un mantra).

Unos enlaces: